Balas de plata

Como no compartirla, tenemos herramientas para luchar…siempre las tenemos…la peor lucha es la que no se intenta…

Tinta en los dedos

Esto no es un cuento, ni una leyenda, los malos no son peludos ni chupan sangre, ni se les mata con estacas o balas de plata, esto es la realidad, algo que cambia como cambiamos nosotros, nunca inmutable, siempre en movimiento.

Aquí las cosas son más complicadas, los malos a veces parecen buenos y a los buenos, muchas veces, los quieren hacer parecer malos, lo inocentes son condenados y los culpables premiados, nada es bueno ni malo, todo parece que acaba siendo gris, pero todo, todo, es susceptible de cambio, de ser distinto y diferente una y otra vez, tan bueno y tan malo como el que obtiene el poder.

No sé qué demonios pasa que las cosas no van como tendrían que ir, pero quizás sí tengamos algo para remediarlo, las balas de plata que nos permitan vencer a nuestro monstruo, las palabras que pueden producir cambio en la…

Ver la entrada original 65 palabras más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s